Segismundo en la periferia, de la periferia

Por: Carlos Melian Moreno / 2009-04-19 14:25:46

Segismundo, a diferencia de muchos delegados en este VII Festival Internacional del Cine Pobre de Humberto Solás, no llegó a Gibara desde Ciudad de la Habana o desde algún país extranjero, llegó desde una provincia del oriente del país. Y aunque le satisfizo mucho, a él y a su equipo, poder colar su cortometraje en la Muestra Informativa, sinceramente esperaba más. Esperaba concursar.Luego de haber visto los cortometrajes presentados, Segismundo llegó a la conclusión de que el suyo no estaba mal. Su inconformidad le ha hecho preguntarse: ¿Por qué no pude clasificar entre los concursantes?

Luego de oír opiniones sobre algunos requisitos técnicos que impone la alternativa digital puede suponer qué ha sucedido. Entre una provincia del interior del país y Ciudad de la Habana, hay una brecha tecnológica bastante similar a la que puede haber entre un país rico y un país del tercer mundo.

Ciudad de la Habana, además de ser capital del país, con todo el cosmopolitismo que eso implica, posee el Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográfica (ICAIC), y la Escuela Internacional de Cine y TV de San Antonio de los Baños (EICTV). Esos centros irradian conocimientos y técnicas profesionales a las calles, lo cual no sucede en provincia, donde el desarrollo tecnológico suele llegar 5 veces más lento, o no llegar nunca.

El cortometraje de Segismundo, por ejemplo, fue grabado con el audio que lleva incorporado la cámara que utilizó: una Sony VX 2000. Su audio, por lo tanto, quedó fatal en comparación con un audio de un técnico habanero independiente.

En su provincia, para que se tenga una idea, grabar con una cámara Mini DV de 3 CCD –como la que él utilizó- es casi el equivalente habanero de poder rodar con HD. Su corto en su ciudad es de los tecnológicamente aventajados, pues la mayoría de sus colegas han podido hasta la fecha grabar solo con una cámara de 1 CCD. Sin embrago tales ventajas son nada comparadas con las que gozan los capitalinos.

En ese sentido si el cine independiente que hacen los habaneros es pobre y por tanto periférico, ¿cómo podría calificar el que ha hecho y hacen sus compañeros en provincia?

Piensa también en los criterios de selección: a los capitalinos que componen el comité de selección le pasa lo mismo que a él, no pueden dejar de ver el océano a través del pez. No solo imponen un nivel de elaboración técnica bastante difícil y caro de igualar, sino que también establecen una forma de ver la realidad bastante diferente a la que Segismundo y sus amigos se plantean.

Ha descubierto que en cualquier lugar se instala un centro y una periferia y, en este caso, él representa la periferia de la periferia. Ha descubierto que tiene cosas nuevas que decir -está seguro de no querer hablar de lo mismo que hablan ellos- y que tiene que tratar de llegar, tratar de llegar, sólo con su verdad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s