Rolo, no me digas ingrato

En mi comentario solo trataba de decir esto: hace falta una infraestructura que alimente a los creadores de forma tal que puedan vivir de lo que hacen, una infraestructura que cree oficio y disciplina en los creadores. Eso va a tono con la línea temática del blog. Por favor no me digas ingrato, de a socio te digo que estoy harto que me digan eso. Yo creo que lo hacíamos por amor al arte, por hacer algo que todos deseábamos hacer y no habíamos tenido la oportunidad o el coraje. mi experiencia fue esta: Todos ustedes me dieron coraje a mí. Y mientras lo hacia pensaba que el corto era de alguna manera de todos, y creo que el fondo fue así. Viendo Los abrazos rotos de Almodóvar, una frase me recordó esto de que te hablo ahora: “una película debe terminarse aunque sea a ciegas”. Esa frase es muy cierta, y creo que Almodóvar la dijo pensando en ese terror que le entra a uno de que todo sea un fracaso. Cuando enfrentaba la edición de 5 minutos, en algún momento me dije: no puedo con esto. Pero en ese momento me decía, no, este corto no es tuyo, hay una gente esperando por ti, hay una gente que se esforzó, no por tí, sino por el corto. Tal vez me equivoco. Todos al final sacamos una lasca bastante grande a nuestro favor. Todos aprendimos. Cuando me entregué a Enmanuel en su corto Nueva York 2013 lo hice pensando en que estaba haciendo arte, que estaba apoyando una causa justa y honrada y mágica: CREAR, pero también que estaba aprendiendo algo. Que estaba tomando clases gratuitamente. No sé socio, disculpa si ofendí a alguien. Creo que cada vez que digo algo dejo un gran reguero de mierda y eso pasa por que no sé medir -y tampoco quiero- mis palabras. Tomaré tu consejo de no hablar en público. En verdad tengo que seguir trabajando con gente que no cobre un centavo, pero eso no es lo ideal, la gente debe vivir, es decir, comer de lo que ama. Pero eso creo que me será muy difícil lograrlo, así que me toca enfrentar el problema así, con los socios, de a socio, pero también con mucho egoísmo, creo que crear algo sincero justifica ese egoísmo, por demás muy sano. No me puedo quejar de los que en verdad ayudaron, no puedo quejar de ti, ni de Alipio, ni Bartolo, ni Elizabet, ni Raulito. En ese artículo hablaba no para los socios que me ayudaron desinteresadamente sino para los internautas que se enfrentan a un proyecto. Esa es la finalidad del blog. Para finalizar te digo que desde ya estoy contando con el par de luces que ustedes tienen para el corto que pienso filmar en santiago en la segunda quincena de enero. Ya sabes, te lo pido egoístamente, te lo pido con el corazón, pienso que puedo sincerarme así contigo. Dime si están a mi disposición. En cuanto a lo de Giovanita, muchas gracias socio, ah y gracias por leer mi mísera blog. Por último te pido permiso para poner esto en la blog, creo que podría aportar algo a los que leen.

Anuncios

Una respuesta a “Rolo, no me digas ingrato

  1. Siempre te leo pero me falta tiempo y ganas para escribir. He estado con Alipio el fin de semana, debatiendo, ya sabrás…. un abrazo. ah, olvidaba, de todo puede pasar y mañana habrá mucha mierda o mucha gloria en tu camino, la verdad de ahora, que no sabemos, la de mañana, es que tu logro más importante ya gatea, gorjea y seguro mañana comenzará a engullir puré de malanga. Pero pa que te digo si seguro piensas en eso. Salud pa ella. que la vida te ayude ya que no podemos hacerlo nosotros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s