Archivo de la categoría: AGENDA

Lo estiro y lo encojo

Hace unos meses me sucedió algo a lo que vuelvo a menudo; no importa si lo estiro o lo encojo, lo pongo en negativo o positivo; parece rebelarme algo.

Fui a casa de la co-editora del periódico que hacemos en mi oficina para entregarle todos los textos impresos de la tirada, pero ya sentado en la sala de su casa abrí la mochila y me di cuenta que no los traía, los había olvidado en alguna parte. Era una situación “muy muy” rara Sigue leyendo

Anuncios

MARIHUANA

Todavía no comprendo bien a los blogueros, es decir, tengo un blog, este, pero no soy lo que se dice un bloguero, porque no ando digamos que todo el tiempo pensando en cómo actualizarlo, o no encuentro a menudo un tema, despertado por un detalle cogido al vuelo, para escribir sobre él, como hace Chely, mi novia, le cruza una idea y al otro día amanece con una necesidad biológica de escribir sobre ella; por otra parte está esa idea que tengo de la blogósfera: como un espacio reducido a lo político, que en verdad no me interesa, porque la política no lo es todo: está también subir montañas, hacer películas, sacarse los mocos… Sigue leyendo

Sobre el KinoCuba para el Bisiesto

Esta es una nota que escribí para un número del Bisiesto órgano de la Muestra Joven del ICAIC, como es demasiado larga y no se si podrán publicarla completa, la coloco aquí. Para mis lectores, que se que son muy pocos les anuncio que en estos días desclasificare algunos documentos reveladores sobre mi experiencia como productor, director y guionista en Pizza de jamón. Esta nota defiende el proyecto KinoCuba al que me invitó la realizadora Milena Almira.

Aquí va la nota:

” Debo conseguir que el Kino viaje a Santiago u Holguín. Podría ser en
las Romerías de Mayo o en Santiago de Cuba, donde sea más factible o
donde haya más espíritu de ayudarnos. Un Kino en provincias, al menos
en las provincias orientales, podría unir a dos o tres pistoleros
solitarios a los que nadie les para bolas, porque para la media pensar
aquí en hacer películas, es estar mal de la cabeza, o librar una
batalla perdida. A mí me preocupa mucho el sentimiento de derrota que
hay aquí en Santiago u Holguín, me preocupa que la gente piense que
hay que irse a vivir a la Habana o a Los Ángeles para hacerse
cineasta. Pensando así estaremos siempre jodidos y el poder siempre
estará concentrado. Creo en el Kino de una manera pragmática, porque
podría a unir a personas que solo tienen mucho talento, con personas
que solo tienen los medios. Unirlos de una manera coolaborativa, de
modo que comprendan que estás haciendo la película del otro y que es
importante que eso suceda sea buena o mala para ti, porque lo peor es
que no suceda nada o que suceda sin calidad técnica. Dejar tu ego de
autor a un lado y ponerte como  sonidista o fotógrafo aquí y luego
brindarte para ser productor en el proyecto de otro, con la frialdad
que eso requiere, te ayudará a comprender qué es el cine. Para mí una
película ahora no es posible gracias a que hay cámaras y editoras
digitales más baratas: ni siquiera tengo una jodida compu. Es posible
gracias a conseguir la colaboración con otros individuos e
instituciones. La puedes hacer solo, con dos amigos más que actúen,
pero -y sé que este no es el mejor pretexto- yo creo que la vida es
muy corta para hacerle esa mierda. En la ruta larga vivimos, sufrimos
más y conocemos a más personas. Hacer una película es un ejercicio
sostenido de voluntad, que nos lleva incluso a luchar contra nosotros
mismos, y decirnos en determinados momentos si estamos dispuestos a
dar un paso u otro para mejorar el producto final y mejorar nuestra
maquinaria espiritual. He  ido viendo como los perezosos, los que en
el fondo querían, ya sabes, andar diciendo por ahí que son
realizadores, tirase jevas o tipos por montones, y aparecer en la tv,
se han ido quedando en el camino. Así que si no hay Kino este año en
Holguín o Santiago, no anden buscando un culpable, la culpa será mía”.

Un Tambor de Muerte

Mi principal enemigo en Holguín ha sido la falta de esperanzas. Esta ciudad, esta provincia, con todos sus eventos culturales, es provinciana. Por supuesto, me he preguntado muchas veces qué significa ser provinciano. Bueno, puede haber muchas explicaciones, la que más me satisface es la gira alrededor de las esperanzas.

Por ejemplo, cuando vivía en Santiago y escuchaba hablar de todos los eventos que acontecían y se inventaban en Holguín, me daba risa, los veía ridículos. Y me decía: pobre tipos, sé lo que quieren y no lo van a lograr. Mi actitud era la de un típico provinciano.  Sigue leyendo

Rolo: “hay que hacer ruido”

Publica lo que te de la gana. A veces hay que hacer ruido para ver si los
que nos rodean están atentos y nos escuchan. Cuando tengas el plan de
rodaje listo me lo haces llegar para alertar el equipo. Recuerda que es
preferible filmar los fines de semana. Absolutamente todos nosostros
trabajamos, algunos incluso, entre los que no me incluyo, con un horario
cerrado. Por lo demás no te preocupes. Sigue leyendo

Rolo, son buenas tus respuestas

Rolo me gusta tu respuesta, es verdad, a veces soy un patético y
autodestructivo. Me calman tu jodidos consejos. Gracias.
Dime si puedo poner esto en la blog. Está emp…

Rolo: entiendeme, no te estaba descargando

Charlie:

Entiéndeme caballo. No te estaba echando descarga. Te aconsejaba que a
veces debes medir y preveer, quízás incluso prefabricar, el efecto de tus
palabras, de las opiniones que emites en público, porque te pueden salvar
o cerrar muchas puertas. Tú sabes que la gente es en extremo susceptible.
Ninguno de nosotros está molesto contigo. Simplemente pensamos, más que
todo, que bajo ningún concepto se puede subestimar o tirar a mierda las
ideas y el esfuerzo de los otros. Sigue leyendo