Archivo de la etiqueta: equipo técnico

Sobre el KinoCuba para el Bisiesto

Esta es una nota que escribí para un número del Bisiesto órgano de la Muestra Joven del ICAIC, como es demasiado larga y no se si podrán publicarla completa, la coloco aquí. Para mis lectores, que se que son muy pocos les anuncio que en estos días desclasificare algunos documentos reveladores sobre mi experiencia como productor, director y guionista en Pizza de jamón. Esta nota defiende el proyecto KinoCuba al que me invitó la realizadora Milena Almira.

Aquí va la nota:

” Debo conseguir que el Kino viaje a Santiago u Holguín. Podría ser en
las Romerías de Mayo o en Santiago de Cuba, donde sea más factible o
donde haya más espíritu de ayudarnos. Un Kino en provincias, al menos
en las provincias orientales, podría unir a dos o tres pistoleros
solitarios a los que nadie les para bolas, porque para la media pensar
aquí en hacer películas, es estar mal de la cabeza, o librar una
batalla perdida. A mí me preocupa mucho el sentimiento de derrota que
hay aquí en Santiago u Holguín, me preocupa que la gente piense que
hay que irse a vivir a la Habana o a Los Ángeles para hacerse
cineasta. Pensando así estaremos siempre jodidos y el poder siempre
estará concentrado. Creo en el Kino de una manera pragmática, porque
podría a unir a personas que solo tienen mucho talento, con personas
que solo tienen los medios. Unirlos de una manera coolaborativa, de
modo que comprendan que estás haciendo la película del otro y que es
importante que eso suceda sea buena o mala para ti, porque lo peor es
que no suceda nada o que suceda sin calidad técnica. Dejar tu ego de
autor a un lado y ponerte como  sonidista o fotógrafo aquí y luego
brindarte para ser productor en el proyecto de otro, con la frialdad
que eso requiere, te ayudará a comprender qué es el cine. Para mí una
película ahora no es posible gracias a que hay cámaras y editoras
digitales más baratas: ni siquiera tengo una jodida compu. Es posible
gracias a conseguir la colaboración con otros individuos e
instituciones. La puedes hacer solo, con dos amigos más que actúen,
pero -y sé que este no es el mejor pretexto- yo creo que la vida es
muy corta para hacerle esa mierda. En la ruta larga vivimos, sufrimos
más y conocemos a más personas. Hacer una película es un ejercicio
sostenido de voluntad, que nos lleva incluso a luchar contra nosotros
mismos, y decirnos en determinados momentos si estamos dispuestos a
dar un paso u otro para mejorar el producto final y mejorar nuestra
maquinaria espiritual. He  ido viendo como los perezosos, los que en
el fondo querían, ya sabes, andar diciendo por ahí que son
realizadores, tirase jevas o tipos por montones, y aparecer en la tv,
se han ido quedando en el camino. Así que si no hay Kino este año en
Holguín o Santiago, no anden buscando un culpable, la culpa será mía”.

Anuncios

Un Tambor de Muerte

Mi principal enemigo en Holguín ha sido la falta de esperanzas. Esta ciudad, esta provincia, con todos sus eventos culturales, es provinciana. Por supuesto, me he preguntado muchas veces qué significa ser provinciano. Bueno, puede haber muchas explicaciones, la que más me satisface es la gira alrededor de las esperanzas.

Por ejemplo, cuando vivía en Santiago y escuchaba hablar de todos los eventos que acontecían y se inventaban en Holguín, me daba risa, los veía ridículos. Y me decía: pobre tipos, sé lo que quieren y no lo van a lograr. Mi actitud era la de un típico provinciano.  Sigue leyendo

“Whisky”, de Juan Pablo Rebella y Pablo Stoll

(Recomiendo esta peli, aquí hay algunos agujeros por donde mirarla por dentro)

Tras su exitoso paso por el pasado Festival de Cannes, los directores de “25 watts” estrenarán el 6 de agosto en Uruguay su segundo largometraje. Se verá en España en otoño.

Sinopsis

Montevideo, Uruguay. Jacobo Köller es el dueño de una modesta fábrica de medias y eso parece ser lo único en su vida monótona. Marta es su empleada de confianza. La relación entre ellos nunca excede lo laboral y está marcada por el silencio y la rutina.

Esta monotonía se ve súbitamente amenazada por el anuncio de una inesperada visita del hermano de Jacobo, Herman, residente en el extranjero, con quien no parece tener contacto desde hace años. “Whisky” comienza cuando Jacobo se permite pedirle ayuda a Marta para sobrellevar la situación. Sigue leyendo

Rolo, son buenas tus respuestas

Rolo me gusta tu respuesta, es verdad, a veces soy un patético y
autodestructivo. Me calman tu jodidos consejos. Gracias.
Dime si puedo poner esto en la blog. Está emp…

Rolo: entiendeme, no te estaba descargando

Charlie:

Entiéndeme caballo. No te estaba echando descarga. Te aconsejaba que a
veces debes medir y preveer, quízás incluso prefabricar, el efecto de tus
palabras, de las opiniones que emites en público, porque te pueden salvar
o cerrar muchas puertas. Tú sabes que la gente es en extremo susceptible.
Ninguno de nosotros está molesto contigo. Simplemente pensamos, más que
todo, que bajo ningún concepto se puede subestimar o tirar a mierda las
ideas y el esfuerzo de los otros. Sigue leyendo

Conversación con Abel Prieto ministro de cultura de Cuba

Bueno, esta fue una conversación que tuve con Abel Prieto Ministro de Cultura de Cuba sobre la situación de la creación audiovisual en el interior de Cuba, es decir, la producción fuera de Ciudad de la Habana.  Fue en un Foro en donde uno debia participar y opinar alrededor de este eje temático:  la cultura cubana en 50 años de Revolución (http://www.foroscubarte.cult.cu/list.php?8) . Creo que a mucha gente no le gustó, pero a mí sí. Principalmente me gustó poder ser sincero en mi propio país, prueba que los errores del qinquenio gris pertenecen al pasado. Entre col y col pondré fotos de mi hijita recien nacida Giovana. Yo hablé también a nombre de ella.

Hola amigos del mundo. Sigue leyendo

El peligro de trabajar con gente que no cobre un centavo

Hace poco un amigo de Santiago reunió a toda la gente y la locaciones para filmar un corto. Estaba contento por que sin pago alguno los actores se habían comprometido lo suficiente para asistir a los ensayos. Se sentía algo seguro y optimista con los resultados obtenidos en las escenas montadas previo el rodaje.

La empresa marchaba bien, el tipo que le iba a poner los medios técnicos le dijo “sí, el lunes”. Todos estaban citados. Mi amigo había gastado ya trescientos pesos de los fondos de la producción –un trato leonino con una productora extranjera que te pone 1000 pesos, es decir 40 usd  y te reclama luego el 55 por ciento de los ingresos-, había comprado una merienda y otras cosillas.

¿Y qué sucedió el lunes?  Pues el tipo que iba a poner los medios no se apareció Sigue leyendo